lunes, 10 de febrero de 2014

LA CABEZA SE ME DESCO-LOCA (Presentación)


 Cuando una persona entra a formar parte de un nuevo grupo, es norma de buena educación presentarse. ¿Nuevo grupo? espera… ¡si estoy sola delante de una pantalla! … espero que poquito a poco alguien se tome interés por las tonterías que escribo y forme parte de esta locura, entonces sí que lo podre llamar grupo.

Bueno a lo que iba. Mi nombre es Rosa, soy pucelana de nacimiento y tinerfeña de adopción.  Como ya hace años, muchos, que perdí la vergüenza, soy capaz de cantar una jota castellana y marcarme una isa canaria.  Bueno… más bien destrozaría una jota castellana y desafinaría con una isa canaria, ni la naturaleza ni la genética me dotaron de oído ni de sentido musical.  Eso no quiere decir que en este mi espacio recién estrenado, no comparta con vosotros alguna de mis canciones favoritas, o les hable de las que me parecen un bodrio.

 Y a la hora de comer puedo matar por un lechazo asado o unos empiñonados, aunque también me pirren las papas con mojo o el gofio escaldado…  Soy una cocinillas,  gracias a que mi madre  desde muy cría, me metió en la cocina a batir huevos, picar cebolla, pelar papas… ¡toma ya! en un momentito he hecho una tortilla española.  Así que también pretendo compartir, si viene al caso, alguna recetilla.

A ver, sigo con la presentación. Me encanta el maquillaje, la cosmética (adicción, vicio, gusto) y todo aquello que me haga sentir bien físicamente.  Confieso que todos los días aunque solo sea un ratín por la noche “youtuvideo” y leo blogs relacionados con la temática.  Tengo mi propia visión y opinión de este mundillo, así que si tienen a bien acompañarme,  algo sobre él verán también por aquí.

Y como para sentirme bien físicamente también me hace falta el movimiento, nado. Como buena Piscis el agua para mi es importante.  Aprendí a nadar con… ¿? ¡Ostras! ¿Cuándo aprendí a nadar?  Pues no lo recuerdo… y no lo recuerdo no porque me falle la memoria por la edad, que también, si no porque creo que aprendí a nadar a la vez que a caminar. A pesar de nacer en medio de la seca meseta castellana he tenido la gran suerte de poder disfrutar de el líquido elemento, ya sea porque siempre he tenido un rio cerca, o porque me pasaba los veranos en un pueblito de la costa vizcaína. Incluso durante mis años jóvenes competí federada, alguna medalla tengo perdida por los cajones. Y algo curioso… mientras hago un porrón de largos en la piscina, confieso que menos de los que me gustaría, reflexiono, pienso, maquino y tomo decisiones…  

Estudié magisterio, pero abandoné mis estudios por problemas “económico-personales”. Hace unos años los retome en la Uned, después de un primer año superestresante, pues Rosa la superwoman,  se matriculo de el curso completo y casi muere en el intento, ahora voy poco a poco. Estudio porque soy muy curiosa y por satisfacción personal así que no tengo prisa.  Por cierto,no me gusta el giro que está tomando el tema de la educación en España, bueno, ni la educación ni otras muchas cosas… ,  Soy muy crítica e inconformista, creo que he vivido ya lo suficiente como para saber lo que NO QUIERO en mi vida y seguro que tendré algún día de esos en el que se me “inflaran los vapores y me convertiré en huracán” (como dice la canción de Mecano) y soltaré por aquí  miles de improperios que  lógicamente también compartiré con vosotros.

Y voy a echar el freno que me lanzo, no paro y LA CABEZA SE ME DESCO-LOCA.



 
 
Esto para mí va a resultar como una terapia, a ver si de una vez por todas dejo de comprar en Iherb las pastillas de melatonina para dormir, dejo de comer chocolate para que aumente la serotonina y no caer en depresión,  dejo de hacer crucigramas y sudokus para que aumente la neutrofina y mantener las neuronas sanas… Sí, soy una mujer al que le hacen falta muchas “inas” en su vida, y a la que le sobra mucha imaginación. Último párrafo de ironía pura y dura.
 
Gracias por leerme.

Muchos saludos desde mitad del Atlántico.